DEAKIALLI docu MENTAL

Cajón desastre sobre Documentación, ahora en deakialli.bitacoras.com

LA FRASE


"El regalo de un libro, además de obsequio, es un delicado elogio.”.
Anonimo








ESTAMOS EN

Econozco











DEAKIALLERAS

Vanesa Barrero

Carolina Peciña

Catuxa Seoane

Marian Villar



SINDICANOS

Atom

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Prestige: exiximos responsabilidades

Oyxter

www.blogwise.com

by Blogger

 bitacoras.com

Feedback by backBlog

Suscribirse a este blog en Feedmanía

Vota para los premios a las mejores bitácoras de 2004
 
La frase de la semana

La adicción a la lectura, igual que cualquier otra, no es innata. Si no prende en la primera edad, no prende nunca.

Antonio Gala ((España, 1930), poea, dramaturgo, novelista y escritor



 
Recalando en tierra

Después de casi dos semanas navegando por el mediterráneo, el jónico y el adriático, mi mono de internet no ha cesado, y en breve detallaré algunas cositas curiosas de mi viaje... por supuesto los temas bibliotecosos estarán también presentes.

De momento solo adelanto que es algo similar a ésto.

Catuxa



 
La frase de la semana

"Tam multi libri, tam breve tempus!"
(Et brevis pecunia.) [Et breve spatium.]

Tantos libros y tan poco tiempo¡¡
[y tan poco dinero] [y tan poco espacio]




 
Sección informativa


  1. Gracias publicamente a Carmen Jorge, que me ha aprobado Tecui...

  2. ergo, ya soy licenciada¡¡

  3. Se busca persona para poner cables de red atravesando paredes de todo un piso. (Mientras tanto, estaré sin inet unas temporada, unos días como mucho, que no soy una gran manitas)
Y lo más importante para el final. Si alguien quiere recomendarme algún curso de posgrado, beca, curro en extranjero, etc. le estaría muy agradecida, que todavía no sé qué va a ser de mi vida y, de momento, no creo que pueda encontrar el trabajo de mi vida¡ Porque como me dice un amigo: Cuando acaba el camino marcado... empieza lo dificil.

Vanesa



 
La frase de la semana

El problema de juntar nuestras casas de soltero fue dónde colocar tanto libro acumulado de uno y de otro. Tiramos por el camino de enmedio y decidimos que, salvo un centenar, el resto los trasladaríamos al pueblo, a la casa de mis padres. Hasta ahora todo estaba saliendo bien, nosotros contentos y a los autores tampoco se les ve incómodos. Tenía miedo sobre todo por los más urbanitas: Cortázar, Duras, Marías, pero creo que se han adaptado con cierta facilidad.

Bo Peep, Chica con falda roja