DEAKIALLI docu MENTAL

Cajón desastre sobre Documentación, ahora en deakialli.bitacoras.com

LA FRASE


"El regalo de un libro, además de obsequio, es un delicado elogio.”.
Anonimo








ESTAMOS EN

Econozco











DEAKIALLERAS

Vanesa Barrero

Carolina Peciña

Catuxa Seoane

Marian Villar



SINDICANOS

Atom

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Prestige: exiximos responsabilidades

Oyxter

www.blogwise.com

by Blogger

 bitacoras.com

Feedback by backBlog

Suscribirse a este blog en Feedmanía

Vota para los premios a las mejores bitácoras de 2004
 
Nueva sede de la Biblioteca Nacional y ¿el acceso público?

La ministra de Cultura, Carmen Calvo, inauguró ayer la segunda sede de la Biblioteca Nacional, en el campus de Alcalá de Henares, y que alberga 12.000.000 de documentos, distribuidos en 35.000 metros cuadrados.

Calvo recordó el largo camino que ha recorrido esta nueva sede de la Biblioteca Nacional, fruto del «clamor» de los investigadores y de la comunidad científica, y que empezó a construirse en 1985.

Esta nueva sede, formada por dos amplios edificios paralelos, tiene una sala de lectura con 36 puestos (donde puede consultarse prensa española que no está microfilmada unos 300 títulos, prensa extranjera cerca de 400 títulos y revistas nacionales y extranjeras; en total 85.000 títulos); una sala de información bibliográfica y consulta del catálogo informatizado con 10 terminales y 10 puestos de lectura; tres zonas de laboratorio de restauración y reprografía y una zona de encuadernación, y se anunció también la creación de un tercer edificio destinado al medio millón de ejemplares que entran cada año en los depósitos de Alcalá de Henares.

Las instalaciones de Alcacalá, desde 1992 dependientes de la Biblioteca Nacional como centro de Acceso al Documento, cumplían una función de Segundo Depósito, y desde que en el pasado Mayo, Rosa Regàs fue nombrada nueva directora de la BN, se está hablando de convertir a la cabeza de nuestro sistema bibliotecario, (formado por cuatro grandes edificios y varias salas de lectura), en un lugar público al que pudieran acceder todos los ciudadanos, algo que hasta ahora había sido impensable.

Me pregunto si será cierto que en Septiembre, como habia anunciado Regás, «Estoy en ello, y creo que lo conseguiremos, es un objetivo que requiere una gran organización y mucho personal, ahora sólo disponemos de seiscientas personas»; la consulta de fondos no será un lujo exclusivo de sabios o estudiosos y por el contrario, todos tendremos a disposición un lugar para encontrar libros de referencia e investigación.

Catuxa