DEAKIALLI docu MENTAL

Cajón desastre sobre Documentación, ahora en deakialli.bitacoras.com

LA FRASE


"El regalo de un libro, además de obsequio, es un delicado elogio.”.
Anonimo








ESTAMOS EN

Econozco











DEAKIALLERAS

Vanesa Barrero

Carolina Peciña

Catuxa Seoane

Marian Villar



SINDICANOS

Atom

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Prestige: exiximos responsabilidades

Oyxter

www.blogwise.com

by Blogger

 bitacoras.com

Feedback by backBlog

Suscribirse a este blog en Feedmanía

Vota para los premios a las mejores bitácoras de 2004
 
Conversaciones de taxi

Ayer cuando me dirigía al aeropuerto de Barajas tras mi breve estancia en la capital (después de mucho esperar y pelearme por conseguir un certificado de licenciada en la uni de la pública diferencia) fuí testigo de una agradable y sorprendente charla durante el trayecto en taxi.

El hombre, de unos 60 años, me ofreció toda una clase magistral de la buena lectura. Me habló de su gran pasión que le ocasionaba más de un problema de espacio en casa, así como me recomendó toda una serie de autores y sus obras, dignas de aparecer en cualquier canón bibliográfico:

  •  
  • El realismo mágico de Gabriel García Marquéz :
    - Cien años de soledad
    - Del amor y otros demonios

  •  
  • El recientemente fallecido Manuel Vázquez Montalbán:
    - Galíndez (de la que támbién me recomendó la película actualmente en cartelera El misterio Galíndez)
    - La serie de Pepe Carvalho

  •  
  • El desconocido Miguel de Cervantes:
    - Don Quijote de la Mancha
    - Novelas ejemplares

  •  
  • Leopoldo Alas, "Clarín":
    - La Regenta

  •  
  • El futurista Aldous L. Huxley:
    - Un mundo feliz


    Este veterano lector, me fue valorando cada uno de estos libros (y algún otro que se me escapa), comentándome el atractivo de cada uno de ellos, y el por qué nunca serán carne de cañón de la llamada literatura de masas. Sin lugar a dudas, hay lectores de todas las edades y condiciones sociales, lectores de todo tipo de literatura y lectores que solo leen a determinados autores; pero este hombre me sorprendió por su amplio abanico de gustos, y por la excelente crítica que me hizo sobre Un mundo feliz, que había releído hacía unos meses, después de haberlo leido por primera vez con 16 años.

    Tras un breve recorrido hacia Barajas, me despedí de él, y cuando cerraba la puerta, él ya estaba abriendo las tapas de uno de los tres voluminosos libros con los que viajaba, aprovechando paradas entre cliente y cliente...

    Catuxa