DEAKIALLI docu MENTAL

Cajón desastre sobre Documentación, ahora en deakialli.bitacoras.com

LA FRASE


"El regalo de un libro, además de obsequio, es un delicado elogio.”.
Anonimo








ESTAMOS EN

Econozco











DEAKIALLERAS

Vanesa Barrero

Carolina Peciña

Catuxa Seoane

Marian Villar



SINDICANOS

Atom

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Prestige: exiximos responsabilidades

Oyxter

www.blogwise.com

by Blogger

 bitacoras.com

Feedback by backBlog

Suscribirse a este blog en Feedmanía

Vota para los premios a las mejores bitácoras de 2004
 
Las bibliotecas y el servicio a la comunidad

Aunque las bibliotecas en las que he hecho la prueba, NUNCA, me han ofrecido eso que los manuales y tratados de biblioteconomia llaman "servicio a la comunidad", yo quiero llevarlo a la practica, que no se diga que no me empollo los apuntes ;). Tengo muchos recuerdos de una profesora de la Diplomatura de la Univesidad de A Coruña que nos machacaba con eso de ofrecer servicio de información al ciudadano: datos de tipo cultural (cuando es el dia del espectador en un determinado cine), turistico (indicar a un extranjero el nombre y situación de un restaurante especialidado en gastronomia tradicional gallega), profesional (que normas de publicación tiene la revista El profesional de la Información) etc, etc. Os podría poner un monton de ejemplos que la profe explicaba es información que una biblioteca pública debe brindar al ciudadano.

He estado leyendo el blog de David Message in a Blog y ha puesto una información muy interesante acerca de cómo tacañear a correos. Creo que es una información muy útil y se puede incluir dentro del servicio a la comunidad. El truco consiste en enviar las cartas, sin sellos o con menor valor, con el destinatario donde debe de ir el remite, y el remite donde va el destinatario; se supone que al carecer de franqueo correcto el cartero la devolvera al remitente (en este caso el destinatario). Si teneis alguna duda David os puede dar más detalles.

P.D. Ahora que lo pienso, quizá el problema radica en que las bibliotecas están (la mayoria de los casos) desatendidas, quiero decir atendidas, por "personal" inadecuado para esas tareas, lease auxiliares administrativos, conserjes y celadores, objetores de conciencia, familiares del alcalde sin profesion conocida... o simplemente bibliotecarios sin aptitudes para la atención al público, carisma o amabilidad.

Catuxa